¿Cómo detener la masticación destructiva de los perros?

La masticación destructiva forma parte de la etapa de cachorro de un perro. La mudanza de dientes temporales por definitivos es una de las principales causas de la molestia en las encías que tratan de aliviar al mascar cosas. Los perros se desesperan cuando las molestias incrementan por lo que optan por morder desde zapatos hasta madera, puertas, muebles, camas y todo lo que este a su alcance con tal de aliviar su malestar.

Masticar cosas para aliviar el dolor

Tal vez te puede interesar: Alimentación de un poodle Toy

Esta conducta no solo es observable en cachorros, también se puede apreciar en perros adultos, estos lo hacen como medida para eliminar los altos valores de ansiedad y estrés que tienen acumulados. Básicamente se debe a que no realizan actividades recreativas que le ayuden a consumir su energía

Sin embargo, la masticación no es tan perjudicial para el perro como lo es para el dueño de las cosas que mastica, pues mantiene constantemente sus dientes limpios; para darse cuenta que la masticación que practica su perro no es destructiva, primeramente, tienes que estar atento a que no esté masticando objetos indebidos y que no se encuentre ladrando mientras mastica. Solo se puede hablar de masticación destructiva cuando se encuentra entre sus dientes objetos que no sean sus juguetes.

Cuidado con lo que mastica tu perro

¡Se come todo! ¿Qué hago?

El problema es responsabilidad del dueño, que debe enseñarle a su mascota cuáles son sus juguetes que puede masticar; Resulta inútil comprar muchos huesitos y demás juguetes para perros, si no nos preocupamos por que nuestro perro sepa la diferencia entre morder sus objetos y los ajenos.

El primer paso es enseñarle cuáles son sus juguetes, simplemente con utilizar sus juguetes para entretenerte con tu perro bastará; el cerebro de tu canino asociará a ese objeto con los momentos de diversión contigo y así podrá entender que si quiere jugar debe ser con ese juguete.

Ahora, otra técnica sería que bañes su juguete con algún dulce; de esta forma tu perro disfrutará al llevarse a ese objeto a la boca, posteriormente rechazará todos aquellos que no posean ningún tipo de sabor.

Si capturaste a tu perro que posee algo que te pertenece, debes hacer ruidos (por ejemplo, aplaudir) para que se asuste y suelte la cosa que tiene en sus fauces, inmediatamente debes entregarle uno de sus juguetes y comienza a jugar con él como recompensa por lo que hizo. De esta forma ya tu perro entenderá que debe masticar sólo los elementos que tú le proporcionas.

Enséñalo a masticar lo que debe

¡Me provoca castigarlo!

No es bueno para el entrenamiento de tu perro que lo castigues cuando muerde algo que no debe si no lo descubriste en plena acción, imagínate que alguien llegue de repente y te reclame en idioma que no entiendes no sabrás porque te reclama si no estás haciendo nada en ese momento… Así sucede con los perros; solo reclámale cuando lo captures en plena acción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *